0
Mi cesta

Total:0,00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00
Seleccionar página

 

Si eres de las que antes de comprarse una crema repasa su composición en busca de parabenos este post te interesa.

¿Sabes qué son y para que sirven realmente los parabenos?

Los parabenos son sustancias químicas que han sido utilizadas desde los años 70 como consevantes para impedir el crecimiento de microosganismos. Tanto los agentes externos como el propio consumidor pueden contaminar el producto final.

Por eso los parabenos no son sólo utilizados en cosmética, sino que se encuentran en una amplia gama de productos: comidas, bebidas, productos industriales y en algunos medicamentos.
Se trata del  segundo compuesto más utilizado en la industria cosmética por detrás del agua, por lo tanto siempre ha sido una pieza fundamental en este sector. De hecho, si tenemos en cuenta todas las fuentes (cosméticos, medicamentos y alimentos), se estima que un individuo de 60 kg está expuesto a 76 mg/dia de parabeno.

Ahora que sabes algo más sobre éstas populares sustancias, hablemos de los falsos mitos que las rodean.

El que más habrás escuchado (en todos los foros/blog/revistas) es que los parabenos “provocan cáncer de mama”. También se ha llegado a decir que disminuía la capacidad reproductiva del hombre o incluso que su mala fama venía de la mano de un laboratorio americano que había creado una campaña difamatoria en contra de éstos.

Pero esto son solo mitos sin fundamento científico.

Estas falsas creencias nacen a raíz del artículo de la farmacóloga Philippa Darbre en 2004, en el cual, tras una serie de ensayos,  se hallaron restos de parabenos en el tejido mamario de 20 pacientes con cáncer de mama. Lo que trascendió del  atículo de Darbe fué que estos prabanenos provocaban la proliferación de celulas cancerígenas. Sin embargo, NO se demostró que pudieran causar cáncer.

Tras este alarmante articulo y durante el período 2004-2006, el SCCP (Scientific Comité on Consumer Products), realiza varios estudios sobre los parabenos, llegando a la conclusión de que no hay correlación entre parabenos y cáncer de mama, por tanto los parabenos no provocan cáncer.
Otros estudios, como el realizado por Danish Institute of Food and Veterinary Research, y el Instituto Alemán de evaluación de riesgos, llegan a la misma conclusión.

Mientras  su concentración no supere el 0.4% de ningún parabenos individual y el 0.8% de mezclas de parabenos, no suponen ningún riego pasa la salud  según la legislación de la UE.

 

Como excepción,  en el tratamiento de la zona del pañal en niños menores de 6 meses, por ser una piel irritada y que deja penetrar mas sustancias, y cuando hay alguna tipo de patología dermatológica o cuando la piel no se encuentra en perfecto estado. Para estos casos sí que seria conveniente el uso de productos sin parabenos, como la gama de solares de Ladival o para el tratamiento de la dermatitis atópica con  Multilind.

La confusión, los numerosos artículos hablando sobre ellos y la cantidad de productos que especifican que no los contienen, han generado una actitud de rechazo ante los parabenos. Pero como hemos visto, la realidad es que NO son sustancias cancerígenas y no hay ningún problema en su utilización.